Un total de ocho carreteras de la red provincial ya están abiertas a la circulación tras el temporal

Un total de ocho carreteras de la Vega Baja, pertenecientes a la red provincial de la Diputación de Alicante, ya han sido habilitadas al tránsito, tras el fuerte temporal que ha afectado con especial virulencia a la zona sur del territorio desde el pasado jueves. Otras trece aún están cerradas a la circulación por inundación y desprendimientos.

 

Entre los viales por los que ya pueden rodar vehículos se encuentran el de Elche a Crevillent por Matola (CV-875); Catral a Albatera (CV-909); La Murada a Los Vives (CV-872); Acceso a La Matanza (CV-867); Orihuela a Santomera por La Matanza (CV-868); Benferri a La Matanza (CV-869); Mos del Bou a La Murada (CV-871) y Bigastro al LP. de Murcia por Hurchillo, Arneva y El Mojón (CV-923).

El resto de viales de la zona sur que todavía están incomunicados al tráfico se centran fundamentalmente en las localidades de San Fulgencio, Dolores, Los Montesinos, Almoradí, San Miguel de Salinas o Daya Nueva, entre otras.

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, sigue de cerca la evolución de la situación y permanece en contacto con el CECOPAL–Centro de Coordinación Operativa Local- dispuesto en Orihuela

2019-09-15T16:39:05+02:00 15 septiembre 2019|Categories: Movilidad, Noticias, Trasporte|Tags: |