Los productores de la alcachofa esperan alcanzar este año unas 2.000 hectáreas de cultivo y 26.000 toneladas de producción, cifras anteriores al fenómeno de la DANA

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha participado esta mañana en Callosa de Segura en el primer corte simbólico de la campaña de alcachofa de la Vega Baja, que prevé alcanzar este año unas 2.000 hectáreas de cultivo y 26.000 toneladas de producción. Mazón ha defendido este producto “de proximidad y de una calidad extraordinaria que cada vez cuenta con más presencia en el mercado nacional e internacional y que supone una de las señas de identidad más importantes de la comarca y del resto de la provincia”.

 

El presidente, quien ha resaltado los valores nutricionales de la alcachofa, elemento indispensable de la dieta mediterránea, ha indicado que esta hortaliza nos referencia, nos sitúa y nos representa”, al tiempo que ha constatado que la gastronomía ha crecido mucho gracias a la alcachofa”. No obstante, Mazón ha insistido en la necesidad de seguir defendiendo y reclamando el agua del trasvase, “para garantizar la supervivencia del sector hortofrutícola de la provincia, especialmente de la Vega Baja, que abastece a buena parte de España y Europa”.

El agua es clave para nuestra agricultura y nuestro futuro”, ha sentenciado el dirigente alicantino, quien se ha mostrado decepcionado, “una vez más”, con la visita esta mañana a Alicante de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Hemos vuelto a perder otra magnífica ocasión para recibir un compromiso serio, creíble y de futuro, y me da mucha pena, pero tenemos que terminar de pasar a la acción”, ha valorado el presidente, quien ha recordado que la Diputación de Alicante ha sido la primera administración en recurrir ante el Tribunal Supremo las últimas decisiones que van en contra del trasvase Tajo-Segura y en ningún lugar lo puedo volver a reivindicar mejor que aquí, hoy, en el corte de la alcachofa.

El responsable institucional ha reconocido que ha sido un buen año y esperamos tener expectativas para poder decir lo mismo el año que viene y el siguiente, pero, desgraciadamente, con las amenazas de restricciones hídricas que tenemos debemos unirnos más a la hora de seguir consumiendo alcachofas y productos de cercanía para aumentar las posibilidades de generar empleo, futuro y de ayudar a nuestra economía”.

Mazón ha insistido en que para asegurar ese futuro “es necesario el agua” y ha lamentado que la visita a Alicante de Teresa Ribera, se empieza a parecer más a una burla que a cualquier otra cosa, precisamente de la persona que está dando cuchillazo tras cuchillazo al trasvase Tajo-Segura.

La campaña de la alcachofa de 2021 centrará la recolección en una superficie que alcanza las 2.000 hectáreas repartidas por toda la comarca de la Vega Baja, tanto en la huerta tradicional bañada por el Segura,como en los campos regados por el agua procedente del trasvase Tajo-Segura. Según los propios agricultores, esta cifra supone un ligero incremento con respecto al año anterior, registrándose una producción similar a la que se consiguió antes del fenómeno de la DANA, en septiembre de 2019.

El acto, celebrado en la huerta de Callosa de Segura, ha contado con la presencia del alcalde de la localidad, Manuel Martínez, el diputado de Desarrollo Económico, Sebastián Cañadas, la vicepresidenta segunda y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, la diputada provincial Mª Gómez, el presidente de la Asociación Alcachofa Vega Baja del Segura, Antonio Ángel Hurtado, y el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Rogelio Llanes, así como alcaldes de la comarca. El padrino de honor del evento ha sido José Ramón Sempere, presidente de Mercasa.

 

Por su parte, el alcalde de Callosa de Segura ha destacado el orgullo que supone para el municipio acoger un acto tan importante para la comarca, con el que se potencia el trabajo de la Asociación de las localidades que la integran, así como el de “un producto tan típico, arraigado y tradicional para nosotros como es la alcachofa”.

La alcachofa es uno de los principales cultivos de la huerta de la Vega Baja y el corazón hortofrutícola de la comarca, cuya producción se concentra, mayoritariamente, en las poblaciones de Orihuela, Almoradí, Callosa de Segura, Pilar de la Horadada, San Miguel de Salinas y Dolores, entre otras.

La marca Alcachofa Vega Baja es una distinción de calidad que garantiza el cuidado y selección de los mejores cultivos en el campo, como un producto fresco, saludable y de cercanía. Está presente durante buena parte del año, puesto que la temporada de la alcachofa se prolonga desde noviembre, donde se recogen los primeros cultivos, hasta el mes de mayo.

En la comarca de la Vega Baja se producen diversas variedades, dependiendo del mercado de destino y de las preferencias del consumidor final. Hay alcachofas de gran tamaño o color violáceo, destinadas principalmente al exterior, y otras de color verde y algo más pequeñasque se quedan en territorio nacional y en la industria conservera.

2021-11-22T18:29:32+02:00 22 noviembre 2021|Categories: Noticias|Tags: |