La Guardia Civil sigue colaborando activamente para ayudar a frenar la pandemia

La Guardia Civil de Alicante realizó en el día de ayer diferentes controles para la identificación de vehículos y personas en las cinco localidades de más de 50.000 habitantes cuya vigilancia, total o parcial, está atribuida al Instituto Armado en la provincia.

 

Desde que se decretó por la Generalitat, hace dos semanas, el control de acceso y salida de los municipios de más de 50.000 habitantes para frenar el avance de la crisis sanitaria provocada por el virus SARS-CoV-2, la Guardia Civil ha realizado en la Comunidad Valenciana 1.375 dispositivos, en los que han sido controlados 33.200 vehículos y 45.600 ocupantes.

En la provincia de Alicante, las localidades de más de 50.000 habitantes en las que la Guardia Civil viene realizando estos controles son Torrevieja, San Vicente del  Raspeig, Orihuela, y en dos en las que tiene asignadas ciertas pedanías, como son la de Elche y Alicante. En las últimas dos semanas, sólo en la provincia se han realizado 418 dispositivos.

La función principal de los agentes es verificar que los desplazamientos estén debidamente justificados y que cumplan las medidas de seguridad establecidas para impedir el avance de la pandemia.

En el día de ayer, se realizaron diversos operativos en las cinco localidades, a distintas horas de la tarde, y se seguirán realizando a lo largo de todo el fin de semana