La Guardia Civil apela a la responsabilidad ciudadana para evitar aglomeraciones, cortes en las carreteras y accidentes de circulación

La Guardia Civil de Alicante ha tenido que cortar la circulación de varios puertos de montaña de la provincia de Alicante debido al colapso de vehículos que se ha producido en la mañana de hoy sábado 9 de enero.


Muchos vehículos se han visto afectados por el corte de carreteras que ha sido necesario realizar, por parte de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico con la ayuda de agentes de la Guardia Civil que realizaban funciones de seguridad ciudadana, para restablecer la circulación de las carreteras.

Los agentes han tenido que cortar la circulación y redireccionar a gran cantidad de vehículos que pretendían subir a los puertos de montaña para ver la nieve. Los agentes apelan a la responsabilidad social y recuerdan que con este tipo de condiciones climatológicas hay que evitar los desplazamientos, ya que como es el caso, con estas temperaturas se generan placas de hielo en las carreteras que provocan infinidad de accidentes de circulación.

En la provincia de Alicante concretamente, la Guardia Civil ha tenido que cortar varias carreteras por el mal estado de la calzada, con placas de hielo y posibilidad de accidentes, como son; la subida al Puerto de la Carrasqueta, Xorret del Cati, carretera de Torremanzanas y Puerto de Tudons, entre otras,  las cuales han registrado complicaciones hasta  final de la tarde.

La Guardia Civil de Alicante apela a la responsabilidad de todos ante este escenario tan difícil que estamos viviendo.

 

En la medida de lo posible evitemos actividades que pongan en riesgo la seguridad vial, con este tipo de condiciones meteorológicas, y la seguridad sanitaria debido a la pandemia por el COVID 19,  como son las aglomeraciones de personas, en este caso, desplazamientos para ver la nieve.

Además, la Guardia Civil aconseja también a  senderistas  abstenerse de salir a la montaña. Son días de inestabilidad climatológica dónde además de las condiciones  meteorológicas adversas, el estado del terreno es muy peligroso por la acumulación de nieve y hielo. Apelando en cualquier caso al sentido común y al sentido de la responsabilidad de todos.

Contribuyamos a mejorar la situación, evitando los desplazamientos innecesarios y permaneciendo el máximo tiempo posible en casa. Mientras tanto los agentes de la Guardia Civil seguiremos salvaguardando y velando por la seguridad de todos