El presidente de la Generalitat mantiene una reunión con responsables de Riegos de Levante y apuesta por consolidar los envíos de agua como garantía de la pervivencia del sector agroalimentario

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig ha dado esta mañana en Elche su apoyo firme al Trasvase Tajo-Segura y ha advertido de que si no hay diálogo “se acudirá a soluciones de carácter jurídico”. El responsable del Consell ha mantenido una reunión con responsables de la Comunidad General de Riegos de Levante para analizar la situación creada tras los posibles recortes en el envío de caudales, en la que, entre otras autoridades, ha estado presente el alcalde ilicitano, Carlos González.

 

Ximo Puig visitó previamente la balsa de la Comunidad de Regantes del Cuarto Canal de Poniente en Benferri, donde destacó que el trasvase es “absolutamente irrenunciable” y que es fundamental garantizar “agua para siempre”.

Seguidamente acudió al pantano de Crevillent, donde el presidente de Riegos de Levante, Javier Berenguer, dio explicaciones sobre la distribución de agua a los regantes, entre otros aspectos relacionados con los sistemas de riego y de cultivo.

 

El presidente de la Generalitat también señaló que es necesario consolidar el Trasvase como garantía de la pervivencia del sector agroalimentario en la provincia de Alicante, “clave en la economía de la Comunidad”, y que se ha mostrado estratégico durante la pandemia.