El alcalde y la edil de Cultura explican a la Junta de Portavoces “que un error técnico propició que las obras de exhumación se iniciaran sin contrato“

“Después de la Junta de Portavoces celebrada hoy, queda meridianamente claro que no ha habido ningún tipo de arbitrariedad, mala fe, ni intencionalidad para eludir el procedimiento contractual correspondiente en las exhumaciones de restos de represaliados en el Cementerio Viejo”, ha declarado el alcalde de Elche, Carlos González, quien ha añadido que “lo que se ha producido ha sido un error técnico, una confusión en el procedimiento que ha motivado que las obras se iniciaran sin contrato”,  según comunicado de alcaldía.

 

Carlos González, quien ha comparecido acompañado por la edil de Cultura Marga Antón, y por los portavoces municipales, Héctor Díez y Ramón Abad, ha insistido en que “pese a que las obras se iniciaron sin contrato, hay que destacar, como se ha puesto de manifiesto en la Junta de Portavoces, que se han producido todos los elementos esenciales de un procedimiento de esta naturaleza, caso de la retención de crédito, concurrencia, publicidad, el correspondiente informe técnico de adjudicación… y que, pese a la confusión por esa apariencia contractual que ha motivado el inicio de las obras sin contrato, de haberse dado los pasos correctamente la empresa adjudicataria hubiera sido la misma que ha realizado las obras”.

El alcalde ha reconocido que el proceso no estuvo bien hecho y por ello la concejala paralizó las obras y se ha pagado a la empresa poniendo punto y final a los trabajos.

El alcalde ha recordado que la Junta de portavoces celebrada hoy fue convocada a instancias del Equipo de Gobierno para dar explicaciones sobre las circunstancias que han concurrido en torno al expediente relativo a las exhumaciones en el Cementerio Viejo”.

González ha indicado que tanto la concejala como los técnicos que han tramitado este expediente han dado todas las explicaciones necesarias en la Junta de Portavoces.

Según el alcalde, el origen del problema está en que “en un determinado momento del procedimiento administrativo, un técnico municipal confunde una autorización de la conselleria para el inicio de las obras con la autorización necesaria derivada del contrato para comenzar los trabajos. Y esta confusión ha sido puesta blanco sobre negro en la reunión de hoy”.

El regidor ha concluido señalando que “las obras comienzan por esto y comienzan al margen de la voluntad política, es decir, por una decisión adoptada en el ámbito técnico. Esto es lo que ha ocurrido y prueba que no ha habido intencionalidad, ni ánimo de favorecer a nadie”.

Por su parte, la concejala Marga Antón ha indicado que “a partir de ahora vamos a acabar los trabajos pendientes cumpliendo con todos los trámites de forma adecuada”

2021-11-09T22:44:16+02:00 9 noviembre 2021|Categories: Noticias, Política Elche|Tags: |